GENTE INTERESANTE

(0)

PODRÁS VER MI OBRA en la PLAZA de los PINTORES en el MADRID de los AUSTRIAS-TODOS los DOMINGOS de 10 a 14 horas

22 mar. 2011

PEGASOS


  Gracias por esperarme amigos. Ya de regreso, después de engrasar mi máquina, comenzamos por estos Pegasos  que hice bastante tiempo atrás, pero recuerdo que fue en  uno de esos pocos días  que las cosas te salen a la primera y sin esfuerzo alguno. Seguimos adelante.

  Pegaso: En la mitología griega, caballo alado, hijo de Poseidón, dios del mar, y de la górgona Medusa. Pegaso nació del cuello de Medusa después de ser vencida y muerta por el héroe Perseo. Poco después de su nacimiento, el mágico corcel golpeó con una coz el suelo del monte Helicón y en el acto comenzó a fluir un manantial, después consagrado a las Musas y que, según se cree, es la fuente de la inspiración poética. Todos intentaron en vano capturar y amansar al caballo, y ésta se convirtió en la obsesión de Belerofonte, príncipe de Corinto. Siguiendo el consejo de un adivino, Belerofonte pasó una noche en el templo de la diosa Atenea. Mientras dormía, se le apareció la diosa con una brida de oro y le dijo que ésta le permitiría capturar a Pegaso. Cuando despertó, encontró la brida de oro junto a él, y con ella pudo capturar y amansar fácilmente al caballo alado. A partir de ese momento, Pegaso se convirtió en una gran ayuda para el héroe y lo acompañó en sus aventuras contra las amazonas y la Quimera. Belerofonte, sin embargo, fue víctima de su propio orgullo. Cuando logró volar hasta la cima del monte Olimpo para reunirse con los dioses, el prudente caballo lo derribó y dejó que Belerofonte vagara sin rumbo, desconsolado, rechazado por los inmortales. Pegaso encontró refugio en los establos olímpicos y Zeus le encargó que le llevara el trueno y el rayo, los símbolos de su poder.


  Aquí no me negaréis que no puede faltar nuestro poeta universal  D. Antonio Machado con esta obra de arte. Con tan pocas palabras y como nos transporta.




                                                Pegasos, lindos pegasos, 
                                                caballitos de madera... 

                                                Yo conocí siendo niño, 
                                                 la alegría de dar vueltas 
                                                 sobre un corcel colorado, 
                                                 en una noche de fiesta. 

                                                 En el aire polvoriento 
                                                 chispeaban las candelas, 
                                                 y la noche azul ardía 
                                                 toda sembrada de estrellas. 

                                                 ¡Alegrías infantiles 
                                                 que cuestan una moneda 
                                                 de cobre, lindos pegasos, 
                                                 caballitos de madera!. 

                                                                    D. Antonio Machado.

MUJERES MALDITAS: SILVIA PLATH (¡¡¡ Recomendado!!!)


13 comentarios:

SKIZO dijo...

WonderfulWorkGoodCreations:)

Montse dijo...

Si hay algo que define la acuarela es la inmediatez. Las mejores creaciones surgen cuando no tenemos un propósito concreto. Precioso resultado Flor.
Un saludo

jose luis lópez (Kubi) dijo...

Genial Flor: excelente trabajo, las pinceladas justas y una exquisita sensación de fuerza y movimiento. Enhorabuena.
Un saludo.

Bobby Coke dijo...

Me gusta mucho, muchísimo.

PACO HIDALGO dijo...

Uff, el poema de Machado me ha encantado; no me acordaba de él. Y tu acuarela, fresca y espontánea, tan rápida y movida como un Pegaso. Me gustó y me gustó que te saliese del tirón, se disfrutan más, ¿no? Saludos.

nómada dijo...

Hola, Flor!! con tan pocos trazos y qué fuerza tiene la acuarela de los Pegasos!! me encanta. Y el poema de Machado no lo conocía, pero qué bueno es nuestro poeta.
Un abrazo.

Sergio dijo...

Preciosos Pegasos. Sutil, liviano, casi magicos.
Un abrazo

helena dijo...

Querida Flor, una fresca acuarela, una bonita leyenda y, bueno... el poema de Machado, como anillo al dedo.
Un siempre fuerte abrazo para ti.

Joy dijo...

Síntesis y movimiento, Flor, además de un bonito color.
Me gusta mucho... como el poema :)
Un abrazo!

(Voy a Madrid y no sé si podré hacer coincidir un espacio para saludarte...)

Sebastián dijo...

Muy lindos los pegasos.

te dejo la dirección de mi blog por si te quieres divertir un ratito:
http://www.blogisfun.com

Si deseas obtener ganancias reales de tus lectores, accede al siguiente enlace:
http://www.income-web.biz?a_aid=4d936abec7abe

don vito andolina dijo...

Hola, íntimo blog, profundas letras, si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen domingo reivindicativo, besos solidarios..

Flor de Maio dijo...

Ola Flor,
Que lindo trabalho! Delicado e ao mesmo tempo com muita personalidade. Parabéns!
Bjs
Flor de Maio

Mª Carmen dijo...

Muy interesante tu blog, me gusta.Saludos.